Publicado el

P&R con Olga Capdevila

P&R con Olga Capdevila

– Otros trabajos antes de vivir del arte

Recolectora de caracoles (creo que nos daban 500 pesetas el quilo), repartidora de las facturas de la empresa donde trabajaba mi madre, vendedora de ropa de señora en el mercado de Vic o planchadora de sábanas de hospital en una lavandería industrial.  

 – La historia de tu primer encargo artístico remunerado  

Con 16 años hice un maravilloso logo para la peluquería canina de mi prima Alba. En este momento no tenía conocimientos de programario así que hice la estampa usando media patata y la edición posterior con el Paint. El logo duró hasta 2015 cuando decidimos que todos merecíamos el cambio de imagen.  

 – La mejor lección profesional que hayas aprendido 

La importancia de Saber decir NO. Por defecto genético familiar me ha costado lo suyo. Por el camino he perdido la inocencia y me he forrado en contracturas, pero sospecho que estoy cerca de logarlo. 

 – Otras disciplinas artísticas que te influencian  

Me puede interesar y influenciar cualquier disciplina artística o no artística si conecto con el mensaje o la historia que me cuentan. 

 – Sobre el proceso creativo: ¿caos o orden? 

Caos ordenado: o trabajar para sacar de entre el caos, un discurso intuitivamente coherente y ordenado. 

 – ¿Papel o pixel?

La mezcla perpetua de ambos, me niego a elegir.  

– Descríbete en tres palabras: 

Pasa(1) la(2) patata(3). 

 – ¿Algún libro en tu mesita de noche? 

Los dos últimos que me he comprado: La vegetariana de Han Kang i L’Arpa d’herba del Capote. 

 – ¿De quién te gustaría recibir una carta? 

Hace tanto tiempo que no recibo una que me basta cualquier carta escrita a mano dentro de un sobre sin ventanilla. 

 – Una película

The Arbor, Tomboy, o a la reciente Verano 1993. 

 – Una canción 

Si  escombro cap a casa voto ‘Casa no és casa’ de los amigos LA IAIA. 

 – Un lugar en el mundo  

Mi casa. Me ha costado demasiado tiempo y esfuerzo levantar el templo como para no quererlo por encima de todo. 

 – Un hobby 

Marcar goles e investigar crímenes. 

 – Una memoria de la infancia 

Las tardes jugando a fútbol en la plaza, y la creación de una bebida llamada ‘Poción mágica’ que sin duda nos hacía más rápidos. La poción llevaba Tang, los frutos de las moreras del jardín y azúcar. Antes de cada partido se la daba a los niños del barrio (yo era la mayor) que creyeron sin dudarlo sus propiedades mágicas. 

 – 3 deseos al genio de la lampara  

Aunque parezca el cura de mi pueblo: 1.Salud 2. Paz. 3. Amor   

** Suscríbete hasta el 30 de Septiembre para recibir una copia firmada y numerada de la serigrafia Miles Away, de Olga Capdevila **

 

P&R con Olga CapdevilaP&R con Olga Capdevila